Escudo de la República de Colombia

Acerca del CLAUSTRO de SAN AGUSTÍN

El antiguo claustro del Colegio Universitario de los Agustinos pertenece a la Universidad Nacional de Colombia desde el año 2006. La Universidad lo recibió de parte del Ministerio de Cultura para ser totalmente recuperado y restaurado, con el fin de custodiar y exponer las colecciones museológicas y patrimoniales de la misma.

Su construcción en la primera mitad del siglo XVIII, respondió a la necesidad de la Comunidad Agustina de destinar una edificación para desarrollar la labor educadora que llevó adelante como parte de su misión al establecerse en la ciudad de Bogotá. La Orden de San Agustín había llegado a Bogotá proveniente de Lima, en la segunda mitad del siglo XVI y se localizó en terrenos al sur del entonces río Manzanares -después río San Agustín-, donde inició la construcción de su iglesia y del convento adyacente, hoy desaparecido. El conjunto conventual de los Agustinos ocupaba una amplia área de terreno que se extendió hasta la ribera norte del río, con la construcción del Colegio Universitario de San Miguel. El Colegio Universitario había recibido la autorización para educar "en Teología y Filosofía a miembros de la Comunidad de Agustinos u otros eclesiásticos" y su labor había iniciado en 1697 con el nombre de Colegio de San Nicolás de Mira, en el claustro conventual adyacente a la Iglesia de San Agustín. Su rápido crecimiento llevó a pensar en la necesidad de independizar la tarea educadora de la vida del convento y por iniciativa del Provincial, Fray Gregorio Agustín Salgado, director del Colegio, se comenzó la obra del Claustro que durante 40 años sería la sede de la institución. El destino educativo que tuvo el Claustro desde que se pensó su construcción, cambió radicalmente cuando un visitador de la Orden, venido desde España por sugerencia del Rey, consideró que los costos de mantenimiento del Colegio no se justificaban y en consecuencia, se clausuró y la edificación pasó de manos de los Agustinos al gobierno colonial, que lo cedió a la guarnición militar de Santa Fe.

Su uso castrense persistió incluso después de la Independencia, durante todo el siglo XIX, hasta que después de ser el cuartel del Batallón Guardia Presidencial en el siglo XX, fue entregado en comodato a la asociación que crearía el Museo de Artes y Tradiciones Populares.

Evidentemente, el Claustro del Colegio Universitario de los Agustinos a lo largo de su historia tuvo que ser objeto de muchas adecuaciones arquitectónicas, derivadas tanto de las necesidades de su uso como de las reparaciones que hubo de asumir a causa del paso del tiempo o de hechos importantes que lo afectaron gravemente, como la Batalla de San Agustín en 1862, cuando las fuerzas conservadoras atacaron la ciudad defendida por el ejercito liberal, o los desórdenes ocurridos después del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948.

En 1975 el Claustro de San Agustín fue declarado monumento en la categoría de Bien de Interés Cultural de la Nación.

Actualmente, la edificación tiene menor área que cuando fue construida y su claustro está conformado por dos niveles de columnas en piedra que soportan arcos en ladrillo pañetado y limitan las amplías galerías que rodean el gran patio central. Sus espacios conservan la sobriedad característica de la arquitectura colonial. Sus cubiertas en teja de barro se mimetizan en el paisaje del centro histórico de Bogotá y sus austeras fachadas, acordes con el espíritu de la comunidad que alguna vez lo habitó, cuentan con una sucesión rítmica de ventanas rectangulares que se interrumpe solamente para dar lugar a la portada de ingreso.

El Claustro de San Agustín fue, desde el año 2007 y hasta el 2014, la sede del Sistema de Patrimonio Cultural y Museos de la Universidad Nacional de Colombia. Actualmente es uno de los espacios de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Universidad y desarrolla una importante función cultural por medio de la valoración y divulgación de sus colecciones patrimoniales, constituyéndose en un significativo enclave cultural de la Universidad en el corazón histórico de Bogotá.