Escudo de la República de Colombia

Mitav 2013

MAESTRÍA INTERDISCIPLINARIA EN TEATRO Y ARTES VIVAS

III MUESTRA DE TRABAJOS DE GRADO

IV ENCUENTRO DE ARTES VIVAS

Agosto 12 al 17 de 2013
Auditorio León de Greiff y Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia.


Artistas invitados


Antonio Araujo (Brasil)
Héctor Bourges (México)
José Alejandro Restrepo (Colombia)
Yoshiko Chuma (USA-Japón)
Rolf Abderhalden (Colomboa)
Héctor Bourges (México)
Víctor Viviescas (Colombia)
Bruno Tackels (Francia)
Alejandro Jaramillo (Colombia)
Escena / obsceno: lo que se ve / lo que se esconde

¿Dónde está la obra de arte? Esta pregunta es fundamental en el trabajo de formación de artistas. ¿Es la obra de arte un objeto que dicta la norma de su identificación e instituye el espacio en el que encuentra su lugar? ¿O bien es el gesto del autor el que designa y asigna esta identidad y el lugar que le corresponde? ¿O bien, sin ser un finalmente, es el espectador quien mira, señala e instala la obra de arte? La maestría se propone una experiencia de borde, de tránsito y de transitoriedad. En ese lugar provisional, la obra de arte se instala como proceso y como experiencia, en primer lugar para quien la realiza. La puesta en espacio de estos trabajos es un nuevo emplazamiento que invita ahora al espectador a arriesgar una designación, un señalamiento, una identificación de dónde está la obra de arte y qué es lo que la constituye. El museo deviene archivo y las obras son ahora huellas que guían la experiencia del espectador.

Víctor Viviescas

Coordinador académico Maestría Interdisciplinaria en Teatro y Artes Vivas.




Artistas


El show de Miss Zazel / 
Adriana Rojas Pretel
(Peformance)

“Yo, soberana, insisto obstinada con todos los medios que mi cuerpo me permite en negarme a la mera tragedia de la vida preparando pueriles recetas contra el desamor. Este gozoso divertimento dibujará desde el exceso la inspiración para soportar todo tiempo decadente con valentía. Como sea, el tiempo es ahora y la inminente destrucción se aproxima cuando las cosas empiezan a caerse. Pero el show debe continuar a pesar de la evidencia de su caída. Quizá, el mundo mismo sea extinguido antes del acto final”.






Cruzando la línea / Álvaro Herrera (Performance)

Arte, deporte y performance son tres conceptos que se cruzan en un mundo alejado del Olimpo glorioso, el cual creyó recuperar el Barón de Coubertin. Lance, Ben Johnson y Maradona son algunos ejemplos del ascenso y caída de los ídolos deportivos que tanto acapararon los encabezados de los medios de comunicación. Nike, Puma, Reebok y Adidas, son las principales multinacionales del deporte, que se pelean medalla a medalla, el triunfo en los Olímpicos, importando cada vez menos, las banderas nacionales. Desde Berlín 1936 hasta los relatos personales de un deportista amateur, se trazará una historia discontinua, donde la única continuidad posible es el dopaje.






¿Qué es un tamaño? / Bellaluz Gutiérrez de la Torre
 (Danza y performance)

Entre la vejez y los tamaños de las cosas hay una relación muy estrecha. Esto se debe a que cada vez hay menos espacio para ubicar los momentos en la cabeza y los ojos ayudan al cerebro a aminorar los tamaños, para que la realidad y todo lo que ha pasado, alcance a ser percibido por nosotros. Ahora el pozo realmente sí tiene fondo, el bosque es un matorral de matas de toronjil y el camino sin fin se estrella contra la paredilla blanca de los vecinos.






Nostalgia premeditada / Calafia Piña
 (Acción performativa)

Es esta una pieza que retrata el migrar, transitar, transfigurar, mudar y transgredir mi condición de extranjería junto con su nostalgia. La performance intenta componer una serie de breves encuentros estacionales desde un tránsito y transacción temporales con los espectadores vueltos viajeros, por un instante y reconfigurar nuestro andar en el trayecto.

Artista beneficiaria del Programa de Becas para Estudios en el Extranjero 2011-2013 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.






Bestiario de pasiones “Harley” / Camilo Andrés Orozco Londoño

La realidad es un espejo que ha estallado en miles de pedazos en donde vemos nuestra imagen reproducirse al infinito en las esquirlas poco antes de desaparecer. Dependiendo de la velocidad con la que mires tu cerebro tiene ¼ de segundo para reconocer la imagen que acaba de ver y dar el mensaje al cerebro. Muchas veces no tiene tiempo de verificar las imágenes que ve y se puede colar en un universo de imágenes a veces reales o fantásticas. El problema es que te reflejas en un laberinto, o estás en una maraña o una telaraña, ¡no! En un espejo reflejando un ser, que puede ser mi ser, si yo puedo ser, quieres ver que también puedo ser, serpiente, serio, sereno, seroja, serrijón, seroso, serótino, servidor, servilleta, serpezuela… ser el ser, que busca perderse en las múltiples bifurcaciones que son los múltiples egos desfragmentados que componen al ser.






Negro de humo / Carlos Enrique Pérez Jaramillo
 (Videoinstalación - videoperformance)

Negro de Humo, es una videoinstalación que indaga en torno a la escritura, la marca y la huella. Confronta las relaciones que implican cuerpo y escritura, explorando el cuerpo en el abismo del lenguaje, en la desaparición-aparición de la escritura. Es posible reconocer en la obra una estela de carbón sobre la zona blanca. Un cuerpo-huella sobre la superficie de inscripción, escrito ahí, en línea horizontal. Ya en la cavidad del texto, urdido en el blancor, el índice oculto señala una ausencia. Hasta la fisura marcada, impregnado el cuerpo, los cuerpos de la marca textual. Ello se cuenta: número indecible, palabra indecible, dibujo indecible. Huella que se borra a sí misma y se desborda en el espacio de inscripción, donde emerge lo indecible. Traza, injerto, traza de trazas y calco de calcos fuera de la zona, fuera del límite.






Flaubert 20 rutas / Cristina Alejandra Jiménez Gómez (Video - instalación)

Flaubert 20 rutas, es el registro en video de diferentes intervenciones en el transporte urbano de Bogotá; con las que se evidencia el escenario móvil en el que se convierten buses y busetas de la ciudad, abriendo espacio a una actriz que interviene con reflexiones, adaptadas de textos del novelista francés Gustav Flaubert, sobre temas comunes para la buena sociedad. En esta instalación será el público quien decida entrar en el juego de la reflexión convirtiéndose en un espect-actor de situaciones cotidianas y reconociéndose en ellas, estableciendo una relación tanto teatral como política, cultural y antropológica.






Laboratorio para matar el tiempo / Daniel Santiago
(Acción, instalación)

En esta serie de acciones y videos me pongo en diálogo con los sistemas cronométricos que rigen el paradigma que habito (relojes, fechas, calendarios...). Se trata de una suerte de destrucción: me los como, los perforo, los martillo, con la idea de poder deshacerme de ellos para acceder a un lugar al parecer imposible, un lugar donde el tiempo no está marcado por estas tecnologías, sino más bien por procesos biológicos y subjetivos. Dentro de la narrativa de los acontecimientos, después de ponerme en la acción destructora, paso a una etapa de "entre" un tiempo y otro, simbolizado en un video donde me planteo atravesar una pared, y en una acción donde recorro un túnel con la idea de llegar a un otro lugar. Al parecer, al lugar al que pretendo acceder está regido por acciones simples y cotidianas, como barrer mi propia casa o relacionarme con los fantasmas que la habitan.






Intrusus / Eduardo Arturo Guevara Díaz
(Teatro)

La pregunta por la identidad abordada desde la mujer, como núcleo etimológico, ontológico y axiológico, como el principio de consolidación de lo que soy. La mujer como intrusa que entra sin pedir permiso y se presenta como lugar de origen, desde el relato, desde el recuerdo, desde la memoria delas mujeres de mi casa, de mi familia; abuela, tía, madre. La mujer que construye al hombre, el hombre que quiere entender no el ser mujer, sino el estar mujer, desde la mujer que no puede ser. Entre el estar mujer y el ser hombre; devine el cerdo, como intruso que ha sido empujado adentro, sin permiso, sin invitación, sin derecho. Como catalizador que posibilita entender lo que soy y se presenta como vehículo performativo entre lo femenino y lo masculino. El lugar primario que refleja las pasiones, los sentimientos, las necesidades básicas. El eje conductor, la excusa dramatúrgica que hila y entrelaza las preguntas formuladas, develando un universo ficcional que invita a la experiencia.






La orilla triste / Gustavo Villa
(Performance)

El muriente ha decidido entregar su cuerpo a la experiencia del río…Un cuerpo, muriente como el de cualquier otro, que quiere precipitarse con su danza en la oscuridad abismal que recorre el tiempo de los muertos. Los muertos que arrastra el río, los de todas las violencias, los de todas las muertes. En el Hades que cristaliza la densidad del dolor.







Hipótesis de un encuentro / José Ricardo Delgado Franco
(Video instalación performativa)

Entran varios cuerpos a un espacio en penumbra iluminado por dos antorchas. Adentro hay dos hombres sentados en los extremos de una mesa rectangular, en el centro de la mesa hay dos televisores antiguos apagados, cada monitor con la pantalla frontal mirando hacia uno de ellos, de tal forma que cada hombre queda frente a un monitor. En el espacio habita una atmosfera sonora selvática. Un encuentro de dos hombres y sus alteridades.






El testigo / Juan Manuel Mosquera Rodríguez
(“La mejor treta del diablo, es la de hacernos creer que no existe” Baudelaire.)

El testigo usa artefactos simples para su magia, para su escultura, para su engaño. El testigo es viejo, es un emperador indigente, está muerto. Por momentos es sólo masa, materia indiferenciada sin una forma y un uso, es un bulto andante, un cuerpo por definir. De él surgen cada tanto en intentos atléticos órganos identificables, unas piernas, unos pies, un rostro, mejor sea decir: una máscara. Estos nacen y vuelven a perderse en la masa lanuda que recorre el espacio, lenta y ciega. Siempre es propenso a cagarla, esa es su aura, su eterna acompañante: la proximidad de la caída.






Proyecto agujero negro / Violeta Ospina
(Instauración, ensayo documental)

“Cuando despertó, el agujero negro todavía estaba allí”. Programa de mano: 1) Ventana a un agujero negro en la universidad pública. 2) Entrada al thrompe l’oeil privado, trampa para oídos que ven y ojos que escuchan. 3) Instauración de una distopía “latinoamericana”. 4) Todo en bucle. 5) Suvenir y vuelta al orden / caos.






Meta-morfo licantropo / Leonardo Esteban Caicedo Zaza
(Teatro expandido)

Es una autobiografía ficcionada partiendo de la figura del lobo como personaje antagonista del cuento de dominio popular caperucita roja en donde problematizo la teatralidad expandida y pongo en crisis la representación teatral, buscando la interacción con el público y la confrontación con el espacio.






M. S. (untitled event) / Luis Eduardo Cruz Mondragón (Acción performática)

Es una acción performática en donde el determinante es asumir y poner de manifiesto un cuerpo que se expone, al menos triplemente: 1) como evidencia de un cuerpo que está ahí mostrando su gravedad y manifestando su peso, 2) como cuerpo controlado que es lanzado a un estado de borde entre el sueño temporal y el sueño eterno, y 3) el cuerpo pensado desde la perspectiva de acontecimiento. Me interesa hacer un señalamiento de un cuerpo atravesado por el espasmo y el sufrimiento de la vida misma, que se puede constatar en el tiempo de duración de la pose.






Opus corpus / Mariana Schrader París (Performance melodramático martirilógico)

Todo esto no es más que una historia ordinaria cantada desde los intestinos. Habla (d)el cuerpo en tres posibles estados de su ser grotesco: cuerpo visceral, cuerpo vanidoso (del autoflagelo) y cuerpo glorioso. Se entona en estado de emergencia, desde el límite, en manos de la sobredosis de desamor que ingirió involuntariamente esta bufona -ahora- santa, melancólica. Un cuerpo es sometido al martirologio para que su vanidad se consuele. El mártir se santifica. Que así sea.






Singular, unos cuantos fragmentos sobre la in //permanencia y el espacio / Mario Orbes (Danza, performance)

La relación del cuerpo y su entorno permite asumir un recorrido de imágenes de la poesía que devienen memoria, es así que el proyecto aborda el problema de la relación del cuerpo con la infinitud del espacio y es en la particularidad del fragmento donde el cuerpo inaugura desde su experiencia nuevos contextos como territorios propios y mitológicos. Las imágenes de la infancia se funden con la relación contemporánea de la experiencia del cuerpo en tiempo presente// ausente para generar un hibrido de sensaciones como metáforas de la vida misma dibujadas como un susurro en el aire. Pareciera, entonces, que fuera necesario una presentación pero aquí se ofrece un pre//sentimiento, una pregunta más por la infinitud del todo. Es este cuerpo latiendo // vibrando // bailando // allí // aquí // allá // por acá…nada más…es solo eso.






Patchwork / Mauricio Arango
(Acción audiovisual)

Patchwork es una experiencia sensorial estructurada a la manera de una colcha de retazos; en ella un personaje manipula una máquina mediática que entremezcla las formas y los sonidos. El personaje, en el límite entre un científico, un culebrero, un mago y un operador, despliega diferentes estrategias de acción en una suerte de laboratorio.






Lo mejor es que nos olvidemos / Nathaly Rubio
(Video-acción)

Vi, viví y vivo entre nosotros, tribus de a uno, que nos mentimos para creernos las mentiras que terminan siendo más verdades que el lunar que he tenido toda la vida en la espalda pero que nunca he visto; nos veo como he visto mi lunar en el espejo, creyéndole a un reflejo, sabiendo que nunca podré ver directamente entre sus poros, ni tener certeza de su aspecto. ¡Ah!, pero… ¿por qué me empeño en escudriñar ese lunar de mi espalda, tan oculto para mis ojos? ¿Será que temo que no sea un lunar, que sea una mancha? ¿Será que le temo a alguna marca indeleble de la vida?






Yo también soy Hamlet / Andrés Castañeda

Hamet a través de un ritual invoca a la sombra de su padre, con la intención de cambiar su historia, sanar el pasado, y renunciar a su tragedia.






Comida para su consuelo / Yamile Velosa
Camargo (Acción culinaria sanadora)

La comida como elemento sanador del duelo. Sobre la mesa se inscribe el pacto, se hace la tregua, se purga la culpa, se ofrece perdón. Se celebra la vida y se brinda por la muerte. La lectora anunciará la prescripción, extraída del libro Plan de dieta alimentaria Hospital San Juan de Dios, Santafe 1790. La humanidad entera como quien ha llegado de la guerra, con el alma mutilada, requiere dietas para enfermos del alma. La cocinera tomará el libro, lo hará comestible, para que nada se pierda, ni un punto, ni una tilde, ni una coma. Dispondrá la mesa así su corazón este en el desierto. El hacedor instalará el altar para los muertos, invitados de honor. No es necesario separar el alma del cuerpo. Todos están invitados. Quien quiera comerá del festín. Comida y bebida harán que se repare el alma. Bienvenidos a mi mesa.






Te estoy mirando / Tatiana Avendaño Peña (Instauración)

Una deconstrucción de ciertos dispositivos de la mirada. Una alegoría de la mirada más allá de la sofisticación de las tecnologías del ver y de su función ordinaria. Se trata de un desdoblamiento de la mirada, que ocurre en la tensión entre: el poner en la mira al “ojo que mira” y la construcción de un otro artificio a partir de la manipulación del mecanismo de ciertos dispositivos de la mirada. Esto es lo que puede una filósofa bastarda que es capaz de hacer lo impropio con lo propio. Esta es la evidencia de la falta de fe y temor sobre el juicio final de la imagen mediatizada. Ser ojo, ser operario, ser mecanismo o estar en la mira.






Stultifera navis: Experimentos para extirpar el alma del individuo / Verónica Ochoa

Somos testigos de un tiempo y habitantes de un espacio en donde la melancolía de nuestra humanidad está plenamente justificada. Se ha convertido en una expresión patéticamente romántica “errar es humano”, como si acaso nuestros exabruptos tuvieran un asidero en nuestra humanidad, ¿acaso debemos excusarnos ante la infalibilidad de la máquina? Yo depongo mis armas. Si de experimentar se trata aquí estoy, digo sí de manera incondicional, dedicaré mi vida a oprimir botones y a ser feliz. Esta carne que ya han despojado casi por completo de espíritu es ahora materia disponible, trócenme como a una res, laven mi cerebro, extírpenme la memoria. Entrego incondicionalmente mi cuerpo a este proyecto científico, hagan pues lo que les cante y que el sueño profundo sea en mí.






Cosco / Victoria Catalina Sánchez Calderón (Teatro de títeres y performance)

La puesta en escena se desarrolla a través de un títere, el Cosco, quien a través de diversos recursos performáticos, devela al espectador la puesta en abismo del teatro de títeres, del titiritero y del títere. Se explora un teatro de títeres para adultos donde se ponen en evidencia y en riesgo algunos supuestos del mundo de los títeres, así como del mundo del performance y las artes vivas. El trasfondo de la obra parte de una investigación anterior hecha por la artista, mientras estudiaba antropología, se pretende continuar la indagación iniciada desde una perspectiva social, ahora abordada desde el terreno de las artes vivas. Y busca continuar reflexionando acerca de la vida en la calle, el tiempo en la calle y el ser habitante de la calle. Cosco encarna estas intuiciones y obsesiones personales, pretende encarnar al habitante de la calle, pero también al títere y su condición existencial, Cosco es el resultado del interés por no desvincular el arte, sea de vanguardia o tradicional, con su papel en la transformación social.






Convergencias / Ximena Vargas (Performance intertemporal)

Desperté de improviso. Una idea quedó fija en mi mente y desde entonces me persigue. En el estado hipnagógico en el que me sumerjo cada mañana pude entender que mi objetivo real es acercarme a construir un mundo en el que mi máquina, la máquina en la que he estado trabajando desde hace año y medio, realmente funcione. Debo navegar entre múltiples universos hasta llegar a ese preciso lugar en el momento adecuado. Lo que me separa de mi universo soñado, del lugar real donde mi máquina funciona como imagino y no como la sombra que ahora es, está en cada una de las personas que interactúan con la máquina. Cada uno lleva consigo una pregunta que lo define. Esa pregunta también define mi interrelación con él, pues debo resolverla para avanzar en mi búsqueda y lograr mi objetivo. Me dedicaré en adelante a poner a disposición todo mi conocimiento, todas mis habilidades para encontrar en ellos esa pregunta y para invocar la respuesta.