Escudo de la República de Colombia

CASA MUSEO JORGE ELIÉCER GAITÁN

Calle 42 No. 15-52.
Entrada libre.

Contacto
Correo electrónico
casagaitan@unal.edu.co.
[Ver imágenes de la Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán]


Horario

Abierta al público en general los días sábados y domingos a las 10:00 a.m. y a la 1:00 p.m. De martes a viernes en el horario de 10:00 a.m. a 3:00 p.m. se recibirán grupos de mínimo 10 y máximo 50 personas bajo inscripción previa al correo casagaitan@unal.edu.co (en el correo debe indicarse número de personas, día, horario de la visita y nombre del recorrido que se desea realizar según la programación; es necesario recibir correo de confirmación de la visita solicitada).



Programación

Jorge Eliécer Gaitán y el 9 de abril de 1948 (a partir del 9 de abril de 2016)

Es de Walter Benjamin una extraordinaria intuición respecto a la modalidad de memoria que ha de ser implicada en las conmemoraciones de hechos significativos: “De los que vendrán no pretendemos agradecimientos por nuestras victorias, sino la rememoración de nuestras derrotas”. Aquí rememorar tiene un significado muy fecundo y específico; para quien rememora, el pasado tiene la forma de ese sueño que, recordado al despertarse, ha de ser puesto en relación con el mundo de la vigilia. “Jorge Eliécer Gaitán y el 9 de abril de 1948” dispone diferentes modos de rememoración a partir de los objetos custodiados por la Casa Museo; modos mediante los cuales el pasado converge con el presente en una misma y fecunda vigilia.


Las mujeres en la vida de Jorge Eliécer Gaitán (a partir del 9 de agosto de 2016)

La Casa Museo Gaitán conserva objetos que son expresión de la relación que mantuvo Jorge Eliécer Gaitán con las mujeres que lo acompañaron y determinaron su existencia: su madre, Manuela Ayala Beltrán; su esposa, Amparo Jaramillo y su hija, Gloria Gaitán Jaramillo. La visita guiada “Las mujeres en la vida de Jorge Eliécer Gaitán” pretende establecer el rol que estas mujeres tuvieron en la vida cotidiana, intelectual, cultural y política de Jorge Eliécer y, también, los reflejos que esta indagación pueda tener respecto a la figura femenina a lo largo de la historia moderna de Colombia.


Jorge Eliécer Gaitán y el postconflicto colombiano (a partir del 9 de abril de 2017)

Parecería evidente que nuestra tradición de cincuenta años de violencias, puede ser leída bajo la rubrica de una larga traición: durante cincuenta años, por lo menos, todo aquello que estaba destinado a debidas manos –tierras, conocimientos, objetos familiares, actos de justicia, palabras– nunca llegó a ellas o, mejor, fue entregado a manos que no habían sido destinadas para ello. Este extraviado destino de los objetos, de las tradiciones, de los cuerpos parece ser una de las características de nuestra historia. Que muy pocos objetos lleguen a las manos del heredero al que habían sido destinadas implica no solo la violencia que desvió ese destino sino, también, la extrema necesidad de generar imágenes para un conocimiento histórico en medio de tales extravíos. La figura de Jorge Eliécer Gaitán ha de ser paradigmática respecto a la posibilidad de reencontrar una tradición política y humana que podamos reconocer como propia en estos momentos de superación del conflicto.


Las ideas de Jorge Eliécer: el problema agrario (a partir del 9 de agosto de 2017)

Intentar una explicación de la fundamentación agraria en las ideas de Jorge Eliécer Gaitán implica reconocer que “el problema agrario” es transversal a la política en Colombia por lo menos desde hace 100 años (con la entrada en rigor de la Constitución radical de 1863 casi hasta la culminación del Frente Nacional). Durante estos años se configuraba lealtad a un partido político según como se presentara la relación del súbdito a la tierra: al cacique, al gamonal, al latifundista, al hacendado, que en tanto controla su producción controla su votación. Entonces, Jorge Eliécer Gaitán como paladín de partido, de restauración del ideal liberal (con la UNIR), ancla su lucha al ejercicio justo por la tierra en toda la década de 1930 como necesaria expresión de su idea política.


Las ideas socialistas en Colombia: Jorge Eliécer Gaitán y la Universidad Nacional de Colombia (a partir del 9 de noviembre de 2017)

El 29 de octubre de 1924 Jorge Eliécer Gaitán Ayala recibe en la Universidad Nacional de Colombia el título de Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, con una tesis titulada "Las ideas socialistas en Colombia". El periodo universitario de Jorge Eliécer Gaitán Ayala fue rico en actividades culturales y de conocimiento del país; además de pertenecer a la Sociedad Literaria Rubén Darío, creó el Centro Universitario de Propaganda Cultural en el que se formaban jóvenes universitarios para dar conferencias y cursos en los nacientes barrios obreros de Bogotá, Cali e Ibagué, así como a campesinos de municipios cercanos a la Capital. En la tesis de pregrado de Gaitán aparece vigorosamente y en forma precozmente ajustada a la realidad todo lo que sería su concepción de la sociedad, la política y la economía.


Los nacimientos de Jorge Eliécer Gaitán Ayala (a partir del 9 de abril de 2018)

Hoy que conmemoramos 115 años del nacimiento de Jorge Eliécer Gaitán –y también 70 años de su muerte–, tal vez no sea vacuo o necio preguntarnos por ese espacio real de experiencia que funda un horizonte de expectativa (cuando no de franca redención) y que nos hemos acostumbrado a llamar el pasado. Preguntarnos, mejor dicho, por el pasado en cuanto experiencia (ese profundo sentido de realidad que entraña la necesidad de una ética) más allá, o más acá, de nuestra conformista disposición al recuerdo. Bajo esta premisa de memorabilidad la Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán inaugura el sábado 7 de abril de 2018 una nueva visita guiada que pretenden disponer la conmemoración de una vida como espacio real de experiencia de un tiempo que perdura pues cargado de tensiones, un tiempo que ya no es homogéneo ni vacío; “Los nacimientos de Jorge Eliécer Gaitán Ayala” elabora la posibilidad de una memoria conmemorativa ya no solo cíclica y luctuosa, sino también y sobre todo, profundamente transformadora.


Una revolución que aún no ha sido. Utopía y revolución en la Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán (diciembre 1 al 30 de 2018)

“Una revolución que aún no ha sido” de María Rojas, dispone en los espacios de la Casa Museo J. E. Gaitán –y en relación con objetos de la memoria familiar de Gaitán– imágenes en movimiento de una memoria familiar referida a los Bolcheviques de El Líbano. La inevitable tensión hacia la imagen que la memoria expresa encuentra aquí, entonces, una ocasión de privilegiada verificación ética: “De los que vendrán”, aclara Walter Benjamin, “no pretendemos agradecimientos por nuestras victorias, sino la rememoración de nuestras derrotas”. Aquí rememorar tiene un significado muy fecundo y específico; para quien rememora, el pasado tiene la forma de ese sueño que, recordado al despertarse, ha de ser puesto en relación con el mundo de la vigilia.


De la ciencia melancólica (abril 9 a agosto 11 de 2019)

Las cosas que fueron de Jorge Eliécer Gaitán y de su familia se disponen en “De la ciencia melancólica” como gérmenes de una experiencia histórica que busca su horizonte crítico, su memorabilidad, más allá de su obvia ocasión sentimental y anacrónica. Cosas que enmarcan un ámbito de lo privado –el de Jorge Eliécer Gaitán y su familia– y cuyo extraviado destino insinúa una cartografía del exilio: que muy pocos objetos lleguen a las manos del heredero al que habían sido destinadas implica no solo la violencia que desvió ese destino (la violencia que desvía un destino vocacional, familiar, cultural, político) sino, también, la extrema necesidad de generar imágenes para un conocimiento histórico en medio del extravío, en medio del exilio. “De la ciencia melancólica” dispone once ocasiones de redención simbólica de la experiencia histórica que los objetos de la Casa Museo J. E. Gaitán propician, gérmenes de una experiencia histórica al calor de las cosas (Sandra Castro, Leonardo Parra Puentes, Mayra Rodríguez León, Daniel Alvarado García, Monika Bock Ruiz, Carolina López Jiménez, Lorena Chávez Pineda, Ana Milena Gómez y Alirio Cruz Cabrera).


El mapa. El siglo. Conjuros y cartografías (noviembre 2 a diciembre 15 de 2019)

En su monumental investigación "Historia doble de la Costa", Orlando Fals Borda recoge las siguientes palabras de Don Cristóbal Serpa: "(...) Mi conocimiento es más sobre yerbas y lo que más puedo es contra las culebras. Este arte me lo enseñó un indio en las selvas de Barranca, mostrándome las matas y diciéndome para qué servía cada una. Fui apuntando todo en un cuaderno que aún conservo y al que llamo "El mapa". Hasta ahora no se me ha muerto ninguno de los que me han traído mordidos de culebra. Pero también sé curar por conjuros y poniendo la mano sobre la cabeza de los pacientes, especialmente niños con mal de ojo. ¡Si viera cómo sudan cuando los toco! (pág. 35A)". La exposición "El mapa. El siglo" despliega en los espacios de la Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán seis instalaciones artísticas que, como el cuaderno de Don Cristobal Serpa, pretenden mostrar la manera en que el tiempo se ha ido transformando en un territorio; una suerte, mejor dicho, de cartografía de nuestra —común— memoria (Sandra Castro Santos, Leonardo Parra Puentes, Carolina López Jiménez, Lidi Lorena Buitrago, Alirio Cruz y Colectivo Buffet Artístico “Los serios” (Kanek Gutiérrez Vásquez, Fernando Domínguez y Esteban Gil Reyes).