Escudo de la República de Colombia

RECITAL DE VIOLÍN CON ALA VORONKOVA
Los 24 caprichos de Paganini

 
 
Jueves 31 de agosto de 2017, 7:00 p.m.
Auditorio León de Greiff.
Boletería $9.000 cualquier localidad
 
Repertorio
 
Niccolo Paganini
Capricho No. 1 en mi mayor “Arpeggio”: Andante.
Capricho No. 2 en si menor: Moderato.
Capricho No. 3 en mi menor: Sostenuto – Presto – Sostenuto.
Capricho No. 4 en do menor: Maestoso.
Capricho No. 5 en la menor: Agitato.
Capricho No. 6 en sol menor "Trinos”: Lento.
Capricho No. 7 en la menor: Posato.
Capricho No. 8 en mi bemol mayor: Maestoso.
Capricho No. 9 en mi mayor "La caza": Allegretto.
Capricho No. 10 en sol menor: Vivace.
Capricho No. 11 en do mayor: Andante – Presto – Andante.
Capricho No. 12 en la bemol mayor: Allegro.
Capricho No. 13 en si bemol mayor "Las risas del diavolo": Allegro.
Capricho No. 14 en mi bemol mayor: Moderato.
Capricho No. 15 en mi menor: Posato.
Capricho No. 16 en sol menor: Presto.
Capricho No. 17 en mi bemol mayor: Sostenuto – Andante.
Capricho No. 18 en do mayor: Corrente – Allegro.
Capricho No. 19 en mi bemol mayor: Lento – Allegro Assai.
Capricho No. 20 en do mayor: Allegretto.
Capricho No. 21 en la mayor: Amoroso – Presto.
Capricho No. 22 en fa mayor: Marcato.
Capricho No. 23 en mi bemol mayor: Posato.
Capricho No. 24 en la menor: Tema con Variazioni (Quasi Presto).

Recital de violín con Ala Voronkova

El 27 de octubre de 1782, en Génova (Italia), nacía el compositor que pondría del revés la técnica y la sonoridad violinística Niccolo Paganini convirtió el virtuosismo en arte con el ingenio de un loco.

Esta composición para violín solista es una pieza única en la historia de la música y representa un reto para cualquier violinista. La extrema dificultad técnica, la experimentación con las posibilidades del instrumento, el efectismo en la sonoridad y también en la ejecución han convertido a su compositor en leyenda. Decían algunos que Paganini había pactado con el diablo, otros que tenía seis dedos, incluso la iglesia se negó a enterrarlo en un cementerio católico.

Ala Voronkova no tiene seis dedos en las manos, que son pequeñas, y el diablo seguro que no está. Lo que si tiene es una técnica ejemplar nacida de la escuela rusa para interpretar los caprichos y una valentía extraordinaria para ofrecer esta obra en un solo concierto.


Ala Voronkova / Violín (Ucrania)

Nacida en Kiev, se graduó en el Conservatorio Chaikovsky de Moscú con el mítico Yuri Yankelevich, completando más tarde su doctorado en el Instituto Gniesini con Nelly Shkolnikova. Durante varias temporadas fue invitada a participar en la Orquesta del Teatro Bolshoi, donde también formó parte de la Orquesta de Cámara y del Ensamble de Violinistas del afamado teatro moscovita, además de fundar el Trío del Bolshoi y el Cuarteto Bolshoi con los que realizó actuaciones por varias capitales soviéticas; más tarde fue contratada como solista de la Filarmónica de Moscú. Una vez establecida en Barcelona, ha trabajado como solista y concertino asociado de la Orquestra Simfònica de Barcelona i nacional de Catalunya y como concertino invitada de la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu. Ha realizado actuaciones en diversas ciudades de Alemania, Brasil, Colombia, Corea, España, Francia, Hungría, Italia, Japón, Líbano, Polonia, Rusia, Suiza y Ucrania, tanto en música de cámara como sinfónica.

Reconocida como una eminencia en el repertorio ruso, sus intereses musicales la han llevado a experimentar en otras estéticas interpretando y grabando, por ejemplo, la obra completa para violín de Xavier Montsalvatge, o la integral de sonatas para violín y piano de Pavel Juon. En su amplio catálogo de grabaciones comerciales destaca el dedicado a los cuartetos de cuerda de Eduard Toldrà, Premio Ciutat de Barcelona.

Ala Voronkova no es sólo la heredera de una tradición musical que aúna precisión técnica, musicalidad y oído absoluto. Ganadora de varios concursos internacionales, su amor por el instrumento forjó la carrera de una niña prodigio, ya que su obsesión por el violín comenzó incluso antes de que pudiera hablar. Primero en Ucrania y más tarde en Rusia, Voronkova realizó una carrera meteórica, actuando en las principales salas de concierto de ambos países y en la radio y en la televisión soviéticas.

La violinista ucraniana ha venido complementando su actividad como solista con la de miembro de distintos grupos de cámara y de importantes orquestas sinfónicas. Su salto a Europa, en 1991, acabó consolidando una de las carreras más relevantes gracias a la pasión que pone en sus actuaciones, al lirismo de su fraseo y a ese virtuosismo que la identifica como intérprete de excepción, en una mezcla perfecta de talento y de legítima heredera de una de las escuelas violinísticas de referencia.

Ala Voronkova se ha transformado en una maestra de referencia, a cuya aula acceden alumnos de todo el mundo, siendo invitada por conservatorios y universidades para ofrecer clases magistrales. Asimismo, graba con frecuencia para Radio Nacional de España, Radio Suiza y Televisión de Catalunya. Actualmente alterna su carrera como solista con la de concertino invitada de diversas orquestas sinfónicas, además de formar parte del Dúo Voronkov, del Cuarteto Glinka y del Trío Clara Schumann.

Ala Voronkova actúa con un violín Gio Paolo Maggini, Brescia 1600.